ENCARGAR UNA PINTURA

EL ENCARGO

EL PRECIO

El precio de una pintura depende de muchos factores, desde la técnica elegida, los materiales empleados, su tamaño o la complejidad del tema.

Para que te hagas una idea, el rango de precios de mi obra oscila entre los 100€ de un pequeño dibujo sobre papel hasta los 20.000€ de una gran composición con figuras al óleo.

Por eso, si deseas tener un cuadro mío pero no sabes si dispones de los recursos económicos necesarios para adquirirlo, no dudes en consultarlo conmigo pues el encargo se puede ajustar al presupuesto disponible y a formas de pago diversas.

EL TEMA

En las distintas entradas de la sección CATÁLOGO puedes ver una amplia selección de mis trabajos y por tanto los temas y técnicas de tu preferencia.

Tienes múltiples opciones para encargar una pintura a tu medida, desde un cuadro óleo o un dibujo al carbón a una pintura mural al fresco y todo ello eligiendo el motivo de tu interés.

Si te has sentido cautivado por una obra que ya no está disponible no por ello debes renunciar a poseerla pues una magnífica opción es encargar una versión de esa misma obra. Esto no es nada original pues a lo largo de la historia del arte los pintores han realizado frecuentemente versiones de sus obras para clientes diferentes, resultando con frecuencia una obra mejor que la anterior.

CÓMO ENCARGAR

El primer paso es contactar conmigo: escríbeme, llámame por teléfono, por Skype o, mejor aún, visítame en el estudio y cuéntame tus ideas.

Una vez que hayamos definido el tema, la técnica, el precio y los plazos de tu encargo redactaremos un contrato que recoja todos los puntos acordados. Cabe señalar que los encargos de trabajos artísticos no están sujetos a IVA.

Pero ahí no termina todo sino que es ahí donde puede empezar una aventura inesperada y muy poco conocida: la personalización de la futura obra.

EL ENCARGO POR EXCELENCIA:

E L    R E T R A T O

¿Tiene sentido encargarse un retrato hoy, cuando todo el mundo tiene un teléfono con una cámara fotográfica con la que puede hacerse cuantas fotos quiera y todas con una alta calidad de imagen? Respondamos con otra pregunta: ¿es lo mismo una fotografía digital que un cuadro al óleo?

La respuesta es obvia. Podríamos proponer muchos argumentos, pero trataré de reunirlos en uno solo: Un cuadro, por su potencial para condensar una gran cantidad de energía, es capaz de inducir transformación. Una fotografía digital es sólo información.

Un buen retrato al óleo nunca es simplemente una representación que se parece más o menos a alguien. Es una ventana a un enigma triple, el de la persona retratada, claro está, pero también el del autor y el del espectador, algo que no se logra sólo con técnica ni tampoco con tecnología, sino con el poder de ambas cosas y dos elementos más, a saber, conocimiento + lenguaje de los materiales + inspiración. Un retrato pintado puede convocar algo que va mucho más allá de un simple juego de satisfacción egocéntrica: mito, misterio.

El retrato es un espejo donde mirar la propia mirada que nos mira. Es evidente que la imagen de mi retrato no soy yo... ¿pero es posible mirar sin ser? ¿Qué anhelamos encontrar al contemplar nuestra propia imagen cargada? Quizás deseemos que un médium nos muestre lo que aún no conocemos de nosotros mismos. Quizás soñemos encontrarnos con nuestra propia alma mirándonos desde el otro lado de la esquina del tiempo.

EL RETRATO: PRECIOS

El precio de cada cuadro viene condicionado por sus características, técnicas, de tamaño o temáticas. No obstante voy  a ofrecer una lista orientativa del precio de mis retratos al óleo y sobre lienzo o tabla. Si en lugar de un óleo es un dibujo al carbón, por ejemplo, el precio podría ser inferior y si empleara óleos artesanales a base de pigmentos históricos superior .

Precios2

Ni que decir tiene, tal y como hemos comentado ya, que la forma de pago se ajustará en función de las circunstancias de cada caso y de cada cliente.

EL RETRATO: PLAZOS

Los plazos de entrega de la obra son también difíciles de establecer de una manera fija sin conocer los condicionamientos de cada encargo. No obstante podríamos aventurar, como media, que podríamos tardar un mínimo de dos meses en el caso de un retrato de busto de una persona hasta un año en el caso de un retrato de cuerpo entero de dos o más personajes.

Imagen-destacada-7

EL PROCESO DE UN RETRATO

Hoy no resulta fácil encontrar el tiempo que sería necesario para posar frente al pintor, por eso la fotografía se ha vuelto una herramienta indispensable en el proceso de concepción y ejecución de un retrato.  Con todo, el uso de la óptica para estos menesteres no es nuevo en la historia; parece probado que la cámara oscura ha sido empleada por los pintores desde el siglo XVI.

Adela2
20150604_095704
20150604_095731

Las medidas de mis retratos no suelen ser estándar sino que son cabalizadas en función de las proporciones de la persona a retratar. El bastidor es encargado a medida en pino Flandes. La tela, de puro lino belga, es imprimada artesanalmente "a la creta" según el procedimiento tradicional, con cola de conejo, creta de Bolonia y óxido de zinc.

Imprimación del lienzo

En el siguiente cuadro también las pinturas fueron de fabricación propia y artesanal a base de aceite de lino puro polimerizado al sol y pigmentos históricos de primerísima calidad.

Se llama históricos a los pigmentos que se usaban antes de la llegada de los colores sintéticos, y más concretamente de aquellos usados antes de la comercialización de los colores de tubo.

El lapislázuli, la malaquita o la azurita son minerales con una estructura molecular cristalina. Esta cualidad confiere al color un enorme poder de refracción de la luz, y por tanto un potencial vibratorio con el que los modernos colores convencionales nunca podrían competir.

Pigmentos

En las microfotografías se pueden apreciar detalles como la textura de la pincelada (4, 7) o la distribución de los distintos pigmentos, como el oro (1, 2, 3, 6), el cinabrio (1, 6), la azurita (1, 4) o el lapislázuli (1, 2, 7).

Microfotografías de detalle

COMPARTIR ESTA PÁGINA